Translate

martes, 23 de agosto de 2016

LUMBALGIA Y ZEN SHIATSU

La lumbalgia (o lumbago) es una afección muy común en nuestros días debida, en gran medida, a la postura sedente que nos obliga a mantener el uso cada vez más extendido de la computadora. En cierto modo, adoptamos posturas viciosas ante nuestro escritorio, tratando de encontrar una postura más cómoda, lo que provoca que nuestra columna lumbar se vea sometida a mucha tensión muscular.
Según el Zen Shiatsu la lumbalgia puede ser ocasionada además por disfunciones intestinales, como por ejemplo inflamación del intestino delgado por una alimentación indebida (ver artículo de alimentación según tu grupo sanguíneo). El tratamiento del meridiano de Intestino Delgado, Intestino Grueso y del Riñón en algunos casos, alivia y mejora notablemente este malestar. Se trata de unas manipulaciones que realiza el terapeuta de Zen Shiatsu de los meridianos de energía en las piernas, abdomen y espalda para liberar la energía estancada en estos u otros meridianos, de manera que las vértebras lumbares se vean libres de presión por parte de un intestino expandido por la inflamación. También se pueden corregir subluxaciones en la columna lumbar, producto de malos esfuerzos o posturas viciosas. 



En algunos casos se presentan correlaciones entre las vértebras cervicales y lumbares, como por ejemplo en las rectificaciones cervicales luego de un latigazo por accidente de auto o por exceso de tensión nerviosa o malas posturas. Las lumbares son reflejo o espejo de las cervicales y viceversa; cualquier anomalía en una se presenta también en la otra.
Nuestra columna vertebral posee unas curvaturas naturales que no son aleatorias ni caprichosas: se debe nada más y nada menos que al efecto producido por la atracción de la gravedad terrestre y a la postura erecta, propia de nuestra especie. Si tuviéramos una columna totalmente rectilínea, la fuerza de la gravedad terrestre sobre ella haría que se quebrara o tuviera aún más problemas de los que podría llegar a presentar con sus curvas normales. La presencia de estas curvaturas nos otorga una gran resistencia a esas fuerzas de compresión que ejerce la gravedad sobre nuestro cuerpo. Por ende, estas "resistencias" se encuentran repartidas en dos pares de curvas, opuestas y complementarias entre sí: la columna cervical es par de la columna lumbar, presentando una lordosis "hacia adentro" del cuerpo, mientras que la columna dorsal y el sacro presentan una cifosis o lordosis "hacia afuera" del mismo.

Entonces, qué sucede cuando nuestra columna es afectada por la presencia de curvaturas anormales o rectificaciones de las mismas, en cualquiera de sus tramos? Pues bien, en el caso que nos ocupa hoy, la columna lumbar, si ésta tiende a rectificarse, es decir, a perder su curvatura normal y expandirse hacia afuera estaríamos en presencia de un problema interno, una expansión exagerada de los órganos del abdomen, como mencionaba más arriba. A veces ocurre lo contrario: la lordosis se profundiza, provocando un "hueco" en la zona lumbar, que en Zen Shiatsu llamamos "estado Kyo" y que nos es otra cosa que un "vacío" energético del área lumbar, también producido por un problema interno. En cualquiera de estos dos casos, deberíamos preguntarnos cómo están nuestros intestinos o nuestros riñones, evaluando a partir del registro diario de nuestras evacuaciones y micciones, para darnos cuenta de si existe alguna diferencia con respecto a sus funcionamientos normales: Si evacuamos menos de una vez por día (hay quienes evacúan una vez por semana) o tendemos a presentar síntomas del llamado colon irritable (pasar de la constipación a la diarrea) podríamos estar en presencia de un desequilibrio energético de los meridianos de Intestino Delgado y/o Intestino Grueso. Si orinamos demasiadas veces por día (más de seis veces) o demasiadas pocas (menos de tres) estaríamos ante un desequilibrio de los meridianos del Riñón y/o Vejiga.

Comparte esta nota con quienes consideres oportuno y no dudes en consultarme por éste y otros temas que con gusto te responderé a la brevedad posible. Puedes dejar tus comentarios si gustas al pie del presente artículo.

Saludos cordiales,
Mariel Alabarcez - Terapeuta Zen Shiatsu -


CABA. Argentina

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario sobre este artículo y compártelo con otros si te ha sido de utilidad. Espero haber sido de ayuda! Gracias por seguirme.
Mariel Alabarcez "CONECTAR "
Terapeuta Zen Shiatsu