Translate

miércoles, 1 de junio de 2016

ENFERMEDADES ESPECÍFICAS para tratar con zen shiatsu (parte octava)



"Trastornos del metabolismo y del sistema endocrino
Debido a una falta de secreción de insulina por parte de los islotes de Langerhans en el páncreas, las células no pueden asimilar los azúcares y éstos se acumulan de forma anormal. La presencia de azúcares en la orina es señal de diabetes. El tratamiento suele consistir en rebajar los niveles de azúcar en la sangre con fármacos como la insulina. sin embargo, este tipo de tratamiento sólo cura los síntomas, no la causa. Muchas veces la diabetes o la hipertensión no afectan sólo al páncreas sino también al riñón. La insulina a menudo provoca efectos secundarios, como la enfermedad de Basedow. Dado que la causa del problema, un trastorno en los islotes de Langerhans, no se ha remediado, la insulina sólo es un tratamiento del síntoma de exceso de azúcar en la sangre. Las personas que padecen diabetes eliminan el azúcar con la orina, suelen tener siempre mucha sed y tendencia a comer demasiado, sobre todo dulces. Otras características de la diabetes son: cansancio constante, disminución del vigor sexual, picores en la piel, arteriosclerosis, cataratas y problemas oculares. Curiosamente, esos problemas a veces aparecen como reacción a la insulina. Las personas nerviosas, con una excesiva actividad mental, y una tendencia a comer demasiado y a llevar una vida sedentaria, son propensas a padecer diabetes. Desde el punto de vista de los meridianos, la diabetes se caracteriza por un meridiano del bazo kyo. Los meridianos del riñón y de la vejiga se tratarán como los casos de acidosis, y los del riñón y de la vesícula biliar, como los de ingestión excesiva de calorías y falta de vigor sexual.



Gota
Esta enfermedad se caracteriza por un dolor fuerte y penetrante en el dedo gordo del pie durante la noche. El dolor suele desaparecer al cabo de una semana para volver a aparecer luego. La articulación se vuelve morada y a veces aparece fiebre. Es tan doloroso que ni siquiera se puede tocar el dedo. Ocasionalmente se inflaman el tendón de Aquiles y el tobillo. Antiguamente, la gota se llamaba enfermedad real ya que solía darse entre los nobles y poderosos que disfrutaban del epicureísmo. Después de la Segunda Guerra Mundial, aparecieron en Japón casos de gota debido al cambio de dieta. Una ingestión desmesurada de proteínas y alcohol provoca un exceso de ácido úrico que se acumula en la sangre y en las articulaciones de las extremidades. Otros factores causantes de la gota pueden ser el exceso de trabajo, trastornos del riñón o una influencia de las hormonas masculinas. Aqueja sobre todo a varones de mediana edad.
Los meridianos del bazo y del hígado son importantes en el tratamiento de la gota porque están asociados con el dedo del pie y el tendón de Aquiles. También conviene prestar atención a los meridianos del riñón y de la vejiga. El shiatsu está especialmente indicado para prevenir recaídas.

Enfermedad de Basedow (bocio exoftálmico)
Este problema, frecuente en mujeres de veinte a treinta años, se debe a un trastorno de la tiroides que provoca una hinchazón en el cuello; otros síntomas son: fuertes y rápidas palpitaciones, ojos salientes, párpados y manos temblorosos, nerviosismo e insomnio. La tiroides y los trastornos oculares afectan al meridiano de la vesícula biliar. Una subluxación entre la cuarta y sexta vértebras cervicales pueden provocar agarrotamiento en la espalda e irritación de la garganta. 

Menopausia
A menudo el cese del ciclo menstrual provoca diversos síntomas y trastornos. Los desequilibrios hormonales pueden causar palpitaciones, somnolencia, transpiración excesiva, migrañas, zumbidos en los oídos, dolores de hombros, obesidad, cansancio constante y agitación mental. Debido a la dificultad que supone esta miríada de síntomas para determinar la causa exacta del problema, los médicos recetan ciegamente grandes cantidades de hormonas, lo que produce únicamente una prolongación de los problemas asociados con la menopausia. El cansancio permanente, tanto físico como mental, una dieta pobre y reacciones a operaciones como una interrupción del embarazo son señales de serios trastornos ginecológicos.
Cuando la paciente experimenta somnolencia, zumbidos en los oídos o dolores en el hombro, conviene examinar el meridiano del intestino delgado a causa de su relación con los ovarios. Los trastornos estomacales y nerviosos, así como el comer en exceso por frustración, atañen a los meridianos del corazón, riñón y vejiga. El cansancio constante, la obesidad y las migrañas tienen que ver con el meridiano del triple calentador mientras que el meridiano de la vesícula biliar rige el desequilibrio hormonal y la obesidad. Conviene proceder a un diagnóstico preciso al tratar la menopausia.
continuará...

del libro Shiatsu Zen de Shizuto Masunaga y Wataru Ohashi


Comparte esta nota con quienes consideres oportuno y no dudes en consultarme por éste y otros temas que con gusto te responderé a la brevedad posible. Puedes dejar tus comentarios si gustas al pie del presente artículo.

Saludos cordiales,
Mariel Alabarcez - Terapeuta Zen Shiatsu -


CABA. Argentina

2 comentarios:

  1. Muchas gracias por esta información. Y por haber puesto la fuente. Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Sergio por tu comentario! me las vi en figuritas para habilitarlos al fin. Saludos!

    ResponderEliminar

Deja tu comentario sobre este artículo y compártelo con otros si te ha sido de utilidad. Espero haber sido de ayuda! Gracias por seguirme.
Mariel Alabarcez "CONECTAR "
Terapeuta Zen Shiatsu