Translate

lunes, 25 de abril de 2016

EL SHIATSU Y LOS MERIDIANOS: NOCIONES DE KYO Y JITSU

"Para la medicina occidental, el concepto de meridianos no ha sido demostrado científicamente. A pesar de ello, son a veces más eficaces que los fármacos modernos, como ocurre con la medicina herbaria china, cuyos productos no se elaboran en laboratorios científicos. Algunos métodos de acupuntura sólo se concentran en los tsubos ("pozos de energía") o puntos de acupuntura, e ignoran la teoría de los meridianos, pero no puedo negar que el éxito de los tratamientos de los tsubos proviene de los meridianos.
Los meridianos se definen como canales de energía magnética viva en el cuerpo. A veces estos canales pueden asociarse con el funcionamiento de los órganos internos. Mucho antes de que la medicina moderna reconociera la relación entre la piel y los órganos internos, en Oriente ya se había desarrollado un sistema de tratamiento de enfermedades que estimulaba puntos cutáneos relacionados con el funcionamiento de los órganos internos. Esos puntos estaban conectados con líneas imaginarias que formaban los meridianos y que se utilizaban sobre todo en acupuntura y moxibustión.
(...)
Se cree que los meridianos y sistemas de tsubos aparecieron con la acupuntura, pero yo opino que las terapias manuales fueron las primeras en utilizarlos. Como mencioné anteriormente, los tratamientos clásicos de acupuntura empezaban y terminaban con el setsu-shin o diagnóstico por el tacto, lo que permitía un diagnóstico preciso de las afecciones corporales.
Por experiencia me he dado cuenta de que se pueden sentir los meridianos al presionar los tsubos correctos aunque uno no sea un practicante excesivamente sensible. Y también que los tsubos se relacionan con otros tsubos formando meridianos más anchos y no rectilíneos. Esos meridianos recorren todo el cuerpo y son más numerosos que los meridianos convencionales de la acupuntura.
Desde hace algún tiempo se vienen empleando otras terapias como la aurículoterapia, la iridiología y la reflexología podal como técnicas de diagnóstico de todo el cuerpo. Tomando en consideración esas teorías, reconocer sólo seis meridianos en los brazos, otros seis en las piernas y unos seiscientos tsubos, más o menos, en todo el cuerpo es una forma demasiado simplista de ver el mismo. El doctor Nagahama publicó que había descubierto dos o tres meridianos más. De acuerdo con mi experiencia clínica, hay doce meridianos en los brazos y las piernas que cruzan la espalda, el hara (abdomen), el cuello y la cabeza.
Según la medicina oriental clásica hay catorce meridianos principales. En la manipulación, no tenemos por qué limitarnos a los meridianos, como ocurre con la acupuntura. Podemos añadir otros meridianos a los convencionales ya que trabajamos con zonas más grandes. En los tratamientos que aplico, he descubierto hasta el momento doce meridianos en los brazos y doce en las piernas. Los tratamientos de esos meridianos dieron óptimos resultados.
(...)

IMPORTANCIA DEL KYO Y JITSU PARA LOS MERIDIANOS:

La energía que sustenta nuestra fuerza vital fluye por doce canales llamados meridianos. La calidad de la energía que se percibe en los meridianos puede dividirse en tres cualidad yang: yang sol, yang mayor y yang menor, y tres cualidades ying: yin absoluto, yin mayor y yin menor. La parte posterior del cuerpo es yang, y la anterior, yin. Por lo tanto, ambos brazos y piernas tienen tres meridianos yin y tres meridianos yang, es decir, hay un total de doce meridianos que recorren el cuerpo.
Además de los doce meridianos convencionales, hay otros ocho que desempeñan un papel en casos de emergencia. El Vaso Regidor (o Vaso Gobernador), yang, y el Vaso de la Concepción, yin, son meridianos excepcionales porque pasan por el entro del cuerpo. Los doce meridianos reciben nombres de seis órganos zo (yin, órganos propiamente dichos) y de seis órganos fu (yang, son las vísceras u órganos huecos). La relación entre órgano y meridiano tiene que ver más con su funcionamiento que con el órgano en sí.
En un estado de buena salud, la energía fluye libremente por unos meridianos equilibrados. Cuando se produce un mal funcionamiento del cuerpo o un estímulo externo anómalo, la energía se estanca en los meridianos provocando enfermedades. Por lo tanto, para curar la enfermedad, hay que liberar y normalizar la energía.
Para ello, primero hay que averiguar dónde se da el estancamiento, y luego estimular el meridiano involucrado. Se puede trabajar de forma uniforme en todo el meridiano o bien concentrarse en puntos específicos del mismo. En ambos casos se normalizará el flujo de energía.
Si el estancamiento no es serio y se drena fácilmente, ello indica que el sistema energético del paciente aún es fuerte y que es del tipo jitsu. Si su energía está tan débil que se da un estancamiento crónico, entonces es del tipo kyo

KYO y JITSU: Tonificación y sedación
El estado de la energía vital (llamada ki en japonés) en los meridianos se define mediante kyo y jitsu. Estos conceptos son muy parecidos a yin y yang. Kyo es un estado de energía agotada, un estado "hipo", mientras que jitsu representa un exceso de energía, de tipo "hiper". Para ilustrar este punto, pensemos en una pelota perfectamente redonda representando a una persona con buena salud. Imaginemos ahora una pelota deformada, con depresiones y bultos alterando su circunferencia (ver figura). 



Las depresiones, huecas y por debajo de la superficie, son zonas kyo. Los bultos son las jitsu. Evidentemente, es mucho más fácil localizar las zonas jitsu ya que sobresalen; mucho más difícil de encontrar son las zonas kyo, que son la causa del problema. (...) Es importante recordar que este estado de distorsión depende de la constitución y poder curativo de cada individuo. La forma en que una enfermedad se manifiesta en términos de kyo y jitsu determina la capacidad del cuerpo para normalizarse por sí mismo.
La técnica empleada para normalizar los puntos jitsu se llama sedación y la empleada para regularizar las zonas kyo, tonificación. Con la sedación, simplemente se estimula la zona jitsu y la protuberancia desaparece por sí sola. Sin embargo, las depresiones de las zonas kyo requieren una presión prolongada. Se necesita más tiempo porque el calor tiene que llegar muy adentro para hacer surgir la fuerza necesaria para normalizar la zona. Los tratados clásicos de medicina comparan la tonificación con un amante esperando a su amada: rebosante de amor, paciencia e indiferencia a la hora.
Es más fácil encontrar las zonas jitsu y sedarlas que las zonas kyo para fortalecerlas. Si una persona goza de un fuerte poder curativo, las zonas jitsu pueden normalizarse sin mucha dificultad con una simple sedación. Por otro lado, el paciente crónicamente kyo encuentra más difícil normalizar su energía ya que su poder curativo se ha agotado debido a un cansancio extremo. En esos casos, se deben emplear las técnica correctas de tonificación. Si por equivocación se estimulan zonas jitsu en un paciente kyo, puede ocurrir que éste consuma la poca energía que le queda y empeore. (...)
(...)
De acuerdo con la teoría lineal de la medicina occidental, se atacan y se curan directamente los síntomas, sin considerar el cuerpo como un todo. En la medicina oriental, con su teoría cíclica, se enfoca el problema intentando mejorar la constitución del paciente. Las hierbas medicinales chinas, la acupuntura y la moxibustión se parecen a la medicina occidental en que las técnicas empleadas son de sedación. Tanto en la medicina tradicional china como en la homeopatía, se receta veneno para matar al veneno causante del problema. En el caso de la acupuntura y de la moxibustión, se mata el dolor provocando dolor. Por otro lado, la dieta y la manipulación son terapias más moderadas, autocurativas y menos dañinas, aunque más difíciles de comprender. Incluso en caso de diagnóstico erróneo, no pueden darse fuertes reacciones a un tratamiento incorrecto. Aunque, para el profesional, resultan de vital importancia un diagnóstico preciso y unas técnicas correctas de sedación-tonificación".

del libro Shiatsu Zen de Shizuto Masunaga y Wataru Ohashi


Comparte esta nota con quienes consideres oportuno y no dudes en consultarme por éste y otros temas que con gusto te responderé a la brevedad posible. Puedes dejar tus comentarios si gustas al pie del presente artículo.

Saludos cordiales,
Mariel Alabarcez - Terapeuta Zen Shiatsu -


CABA. Argentina

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario sobre este artículo y compártelo con otros si te ha sido de utilidad. Espero haber sido de ayuda! Gracias por seguirme.
Mariel Alabarcez "CONECTAR "
Terapeuta Zen Shiatsu