Translate

miércoles, 11 de noviembre de 2015

EL KYBALION, FILOSOFIA HERMÉTICA DE EGIPTO Y GRECIA ANTIGUOS, PARA EL DESPERTAR DEL HOMBRE MODERNO.

"Oh, no dejes extinguirse la llama. Sustentada por generación tras generación en su oscura caverna
- en sus templos sagrados sustentada. Nutrida por puros sacerdotes del amor - no dejes extinguirse la llama!".
Hermes Trismegisto

"Ningún conocimiento oculto ha sido tan celosamente guardado como los fragmentos de las enseñanzas herméticas, los que han llegado hasta nosotros a través de las centurias transcurridas desde los tiempos del Gran Fundador, Hermes Trismegisto, "el Elegido de los dioses", "el tres veces Grande", quien murió en el antiguo Egipto cuando la raza actual estaba en su infancia. Contemporáneo de Abraham y, si la leyenda no miente, instructor de tan venerable sabio, Hermes fue y es el Gran Sol Central del Ocultismo, cuyos rayos han iluminado todos los conocimientos que han sido impartidos desde entonces. Todas las bases fundamentales de las enseñanzas esotéricas que en cualquier tiempo han sido impartidas a la raza, son originadas, en esencia, de las formuladas por Hermes. Aun las más antiguas doctrinas de la India han tenido su fuente en las enseñanzas herméticas."


"La obra de Hermes parece haberse dirigido en el sentido de sembrar la gran verdad-semilla que se ha desarrollado y germinado en tantas y extrañas formas, más bien que en el de establecer una escuela de filosofía que dominara el pensamiento del mundo. Sin embargo, la verdad original enseñada por él ha sido guardada intacta, en su pureza primitiva, por un reducido número de hombres en cada época, los cuales rehusando gran número de aficionados y de estudiantes poco desarrollados, siguieron el proceder hermético y reservaron su conocimiento para los pocos que estaban prontos para comprenderlo y dominarlo. De los labios a los oídos fue transmitido este conocimiento entre esos pocos. Mas estos hombres no han olvidado aún los preceptos de Hermes respecto de la transmisión de estas enseñanzas a los que estén preparados para recibirlas, acerca de lo cual dice El Kybalion: "Donde quiera que estén las huellas del Maestro, allí los oídos del que está pronto para recibir sus enseñanzas se abren de par en par". Y además: "Cuando el oído es capaz de oir, entonces vienen los labios que han de llenarlos con sabiduría". 
"Desde el antiguo Egipto han venido las enseñanzas fundamentales y secretas que tan fuertemente han influido en los sistemas filosóficos de todas las razas y de todos los pueblos, durante centurias enteras. El Egipto, la patria de las pirámides y de la Esfinge, fue la cuna de la Sabiduría Secreta y de las doctrinas místicas. Todas las naciones han sacado las suyas de sus doctrinas esotéricas. La India, Persia, Caldea, el país de los medos, China, Japón, Asiria, la antigua Grecia y Roma y otros no menos importantes países, se aprovecharon libremente de las doctrinas formuladas por los hierofantes y Maestros de la tierra de Isis, conocimientos que sólo eran transmitidos a los que estaban preparados para participar de lo oculto."


"Entre sus grandes adeptos existió uno al que los demás proclamaron "el Maestro de los Maestros". Este hombre (...) vivió en Egipto en la más remota antigüedad y fue conocido bajo en nombre de Hermes Trismegisto. Fue el padre de la sabiduría, el fundador de la astrología, el descubridor de la alquimia. Se ha dicho que fue contemporáneo de las más antiguas dinastías de Egipto, mucho antes de Moisés. Después de muchos años transcurridos desde su muerte (la tradición afirma que vivió unos trescientos años), los egipcios lo deificaron e hicieron de él unos de sus dioses, bajo el nombre de Tot. Años después los griegos hicieron también de él otro de sus dioses y lo llamaron "Hermes, el dios de la sabiduría."
"Aún en nuestros días usamos el término "hermético" en el sentido de "secreto", "reservado", etc. y esto es debido a que los hermetistas habían siempre observado rigurosamente el secreto de sus enseñanzas. Si bien entonces no se conocía aquello de "No echar perlas a los cerdos", ellos siguieron su norma de conducta especial que les indicaba "dar leche a los niños y carne a los hombres", cuyas máximas son familiares a todos los lectores de las escrituras bíblicas, máximas que, por otra parte, habían sido ya usadas muchos siglos antes de la Era Cristiana."
"Y esta política de diseminar cuidadosamente la verdad ha caracterizado siempre a los hermetistas, aún en nuestros días. Las enseñanzas herméticas se encuentran en todos los países y en todas las religiones, pero nunca identificadas con un país en particular ni con secta religiosa alguna. Esto es debido a la prédica que los antiguos instructores hicieron para evitar que la Doctrina Secreta se cristalizara en un credo. La sabiduría de esta medida salta a la vista de todos los estudiantes de historia: el antiguo ocultismo de la India y de Persia degeneró y se perdieron sus conocimientos, debido a que los instructores se habían convertido en sacerdotes y mezclaron la teología con la filosofía... lo mismo pasó con las enseñanzas herméticas de los gnósticos cristianos, enseñanzas que se perdieron con el tiempo de Constantino..."
"En los primeros tiempos existió una compilación de ciertas doctrinas herméticas que eran las bases fundamentales de toda la Doctrina Secreta..., compilación que fue conocida bajo el nombre de "El Kybalión", cuyo exacto significado se perdió durante centenares de años. Sus preceptos no habían sido escritos nunca hasta ahora. Son, simplemente, una serie de máximas y axiomas que luego eran explicados y ampliados por los iniciados."

En "El Kybalión" de Tres Iniciados, se invita al lector a examinar las enseñanzas herméticas, tal como fueron expuestas en el original, explicadas y ampliadas por los autores, para una mejor comprensión de tan vasta sabiduría. Los invito a compartir, en varias entregas, esta lectura amena e impostergable para quien tenga oídos para oir y ojos para ver. Próximo artículo: Los siete principios herméticos.



Comparte esta nota con quienes consideres oportuno y no dudes en consultarme por éste y otros temas que con gusto te responderé a la brevedad posible. Puedes dejar tus comentarios si gustas al pie del presente artículo.

Saludos cordiales,

Mariel Alabarcez - Terapeuta Zen Shiatsu -

CABA. Argentina

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario sobre este artículo y compártelo con otros si te ha sido de utilidad. Espero haber sido de ayuda! Gracias por seguirme.
Mariel Alabarcez "CONECTAR "
Terapeuta Zen Shiatsu